jueves, 27 de marzo de 2008

Ciudad Betania: viviendas para clases populares

En Ocumare del Tuy, estado Miranda, se alza el complejo habitacional Ciudad Betania el cual ha venido a bendecir a pobladores de bajos recursos provenientes de diversas partes del país. Esta obra constituye la materialización de una esperanza para muchos venezolanos, que anhelan recibir por parte de las autoridades nacionales y estadales viviendas agradables en medio de un hábitat que reivindique la respetabilidad que merece todo ser humano

Por: Carlos Ibarra (*)

“Provengo del sector La Veraniega en Ocumare del Tuy. Anteriormente, vivía en Caracas en Los Jardines del Valle, en una zona de alto riesgo. Me fue entregada una vivienda digna por las autoridades de la gobernación del estado Miranda y estoy agradecida junto a mi bebé al gobernador Diosdado por ser tan humanitario, ya que tiene un equipo de trabajo con gente emprendedora, responsable en sus tareas en su trabajo. En comparación con el pasado ahora vivo decentemente. También le doy las gracias al presidente (Hugo) Chávez por este milagro. Por eso en el nombre de Cristo los bendigo”, manifestó de manera sensible la señora Rosa Herminia Reyes Mújica.

Este uno de los tantos testimonios de quienes han sido favorecidos con la adjudicación de viviendas, luego de haber vivido en zonas deprimidas y de alta peligrosidad en los barrios de nuestro país. No obstante, forma parte de las demostraciones de agradecimiento de muchos venezolanos de escasos recursos que han recibido -por parte de las autoridades nacionales y estadales- viviendas acogedoras en medio de un hábitat que busca reivindicar la condición de respetabilidad que merece todo ser humano.

“Ciudad Betania ha sido un clamor de la población venezolana, hecho realidad, que ha beneficiado a una población de cinco mil personas mediante la construcción de 1.380 viviendas. Personas que habitaban zonas clasificadas de alto riesgo ya sea por inundaciones, la inestabilidad del suelo o por la tasa de criminalidad. Provienen principalmente de los Valles del Tuy, Nueva Tacagua, Ojo de Agua, Gramoven, Altos Mirandinos e Higuerote”, informó Rosy Fernández, inspectora de obras del complejo habitacional.

Ciudad Betania: casas gratuitas para la población venezolana
“Llegué aquí el 18 de diciembre de 2007 proveniente de un barrio en Ocumare en el cual estábamos en una constante zozobra porque allí se producían disparos a cada rato causados por los balandros que azotaban a nuestra comunidad. Por eso le doy gracias a Dios, al gobernador Diosdado Cabello y a Invihami. Ahora soy feliz con mis hijos y además tengo trabajo. Vivimos como gente decente y no como indigentes. También le doy gracias al presidente (Hugo) Chávez por el cariño que le tiene a los pobres”, expresó con estimable afecto la señora Guillermina Flores.

En tal sentido, este majestuoso conjunto urbanístico ha venido a sacar de condiciones infrahumanas a compatriotas que habían sido olvidados por los gobiernos de turno y cuya ejecución forma parte de la cancelación de la deuda social que continúa impulsando el Gobierno Bolivariano para mejorar la calidad de vida del pueblo venezolano.

Ciudad Betania está conformada por 60 edificios de cuatro pisos cada uno divididos en seis conjuntos residenciales. Existen apartamentos de dos y tres habitaciones de 55 y 62 m2, con un baño, sala, comedor, cocina y lavadero. Además, están las “townhouses” de 55 m2 con dos habitaciones, las mismas comodidades de los apartamentos y además con la posibilidad de ampliar y construir un segundo baño y una tercera habitación. Cada vivienda cuenta con un puesto de estacionamiento.

Así mismo, dispone de cuatro canchas deportivas, con igual número de parques infantiles, un preescolar de 300 m2 con seis aulas, y ha puesto a la disposición de sus habitantes un médico general para consultas. “Es importante resaltar que las familias beneficiadas con el otorgamiento de estas residencias domiciliarias no tendrán que pagar nada porque fueron destinadas a personas que habitaban zonas de alto riesgo, es decir, que no poseen ningún tipo de recursos económicos. Los más pobres de los más pobres”, agregó la arquitecto Fernández.

De igual modo, refirió que el gobierno de Miranda adjudicó estas viviendas, luego de un estudio socioeconómico que realizó el Instituto de Vivienda y Hábitat del estado Miranda (Invihami), así como del ministerio del Poder Popular para la Vivienda y Hábitat. “Una vez finalizada la Semana Mayor, se entregarán el lote de casas restantes que consta de 91 apartamentos y 37 townhouses”.

Viviendas integrales revolucionarias en el mediano y corto plazo
Ciudad Betania constituye un ejemplo de lo que en su oportunidad el propio presidente de la República, Hugo Chávez Frías, expresó a raíz del lanzamiento de la misión Hábitat: “no se trata de que las personas posean el techo únicamente. La vivienda tiene que ver con el hábitat, la cultura, la educación, la salud y el trabajo; se trata de la vivienda acompañada de todas las necesidades para la vida digna de una familia. Viviendas que posean todos los servicios como el agua potable, energía eléctrica y áreas verdes, así la escuela bolivariana, instalaciones acondicionadas para Barrio Adentro, campos deportivos y canchas múltiples, lo que conforma el concepto de la vivienda integral revolucionaria”, explicó la inspectora de obras del complejo habitacional.

Relata la arquitecto que Ciudad Betania fue una iniciativa privada de la cual se apoderó el Ejecutivo estadal mediante la compra de su infraestructura. “Se comenzó a construir con recursos propios de la empresa Inversiones JC la cual comenzó las obras entre enero y febrero de 2006. Posteriormente, Invihami lo adquirió con recursos de la Gobernación y del ministerio de Vivienda y Hábitat para destinarlo a viviendas de carácter social en estado de emergencia. Una vez en nuestras manos, empezamos a supervisar la obra en septiembre de 2006, la cual fue culminada en un período de tiempo previsto de 15 meses. El monto total de la inversión fue de seis millones de bolívares fuertes”.

En los próximos meses, se tiene estimado construir una escuela básica y un liceo, proyecto que fue entregado a la alcaldía Tomas Lander para que consiga los recursos económicos. De igual manera, además se tiene planificada la construcción de Ciudad Betania II en la que se están construyendo 1.800 viviendas, en una primera etapa, para un total de 4.000 viviendas. En la actualidad, se está haciendo el levantamiento de tierras de la segunda etapa la cual contará con los mismos beneficios de la primera etapa.
(*) cibarra@minci.gob.ve

MinCI

Foto: Iván Ordoñez

Volver